jueves, diciembre 27, 2007

¡Emergencia!

Se perdió mi cordura.
Tanto, tanto dudé de ella que decidió piantarse.
Oyó el llamado de la sanidad y decidió atenderlo.
Ya era hora.
La última vez que la vi iba corriendo por la cortada Miguelete.
Otros datos:
Carece de escrúpulos.
Ofrezco recompensa.

viernes, diciembre 21, 2007

Fix cuenta TODO

En entradas anteriores, que linkeo acá y acá tambíen algunos comentadores (¡rara avis en este blog!) me preguntaban o expresaban sus opiniones sobre el por qué de este espacio. En una época donde abundan los textos, los discursos o los actos con significados subliminales o deshonestamente ocultos, creo que es necesario explicitar el "contrato" con el lector, aunque suene pedante.

Motivos:

En realidad, hago con el blog lo que me surge en el momento. Posteo lo que tengo ganas porque me gusta ver o hablar de ciertas cosas. Uno en su casa tiene en las paredes los cuadros que le gustan, no los que cree que agradarán al visitante. No me importa si hago un chiste privado, o si a veces aludo a literatura que ya no se lee. Si alguien se prende, mejor, pero el principal destinatario soy yo. Vengo a ser el caso opuesto de otros bloggers valiosos y honestos (pienso rápidamente en dos ejemplos, tales como il corvino y natanael) que escriben, creo, para comunicar claramente una idea, en fin, para ser leídos y comprendidos.
Me pueden acusar de pereza intelectual, es cierto, pero lo que hago me causa placer.

Nombre del blog (transcribo un comentario previo):

Obviamente, fue tomado del libro de Stendhal, pero, más allá de que la novela es monumental, el título me viene girando en la cabeza desde hace años, incluso antes de leer la obra. Es de esas frases que te quedan adheridas sin que sepas mucho por qué. Entiendo que es un poco maniqueo, en el sentido de "lo bueno y lo malo", "lo lindo y lo feo", pero tiene la ventaja de que la connotación de cada término depende del lector. Es cierto que uno tiene asociado el negro con lo oscuro, lo ominoso, pero eso no es algo absoluto ni universal, de forma que queda la ambigüedad sobre cuál es el término al que hay que asignarle un valor positivo, o, más rico todavía, si realmente hay una oposición. Un poco lo que le pasaba al protagonista de la novela: ¿le rouge ou le noir?
That is the question.

viernes, diciembre 14, 2007

Witechapel, agosto de 1888

Querida madre:

He conocido a un hombre encantador. Me colma de atenciones, camina conmigo a casa cuando salgo de mi trabajo (y sí, madre, trabajo como una humilde costurera, no creas lo que se dice de mí por allí porque son viles difamaciones). Tal vez algún día lo invite a comer (siempre con la compañía de mis amigas Catherine y Mary Kelly) ya que me ha dicho que adora el pastel de carne y riñón. Es un caballero muy educado y con altas conexiones, aunque muy reservado. Al principio pensé que trabajaba como ayudante de contador o en el bufete de algún abogado, pero una vez lo vi por la calle, a altas horas de la noche, apurado y llevando un maletín de médico; seguramente salía de hacer una visita nocturna de urgencia; ¡tal vez tenga suerte y sea un respetable doctor o un famoso cirujano! También pienso que tiene dinero porque muy frecuentemente estrena camisas y sacos nuevos. Oh, madre, ¿podré pedirle que si le sobra alguna camisa que ya no utilice, me la dé para mandarle a mi hermano? ¿O eso no es correcto?

Muchos cariños,

Tu Mary Ann
P.S.: recuerda mandarme los listones que te pedí para arreglar mi vestido, es posible que el jueves 30 vuelva a verlo.

martes, diciembre 04, 2007

El punto de no retorno


Ha pasado otra Guerra Florida. Al principio estos combates agradaban a los dioses, pero ahora Tlaxcallan se ha quedado casi sin varones. Tenochtitlan es cada vez más fuerte. Xicotencatl está desesperado. Es sólo una cuestión de tiempo. Los mexicas son más y nos privan de comerciar libremente con otros pueblos. Nuestra gente ya está agotada.